Una breve reseña de lo que fue una noche con el "segundo Delgado Duque Blanco"

Anderson hizo un concierto inolvidable para sus fans y, me atrevo a decir, para aquellos pocos que fueron que no eran fans de éste.

Para ser breves hizo lo que cualquier cantante con su carrera debe hacer: arrancar con lo más destacado de sus discos solistas (Funeral Mantra abrió el concierto, luego viene wheatfields, y así unas 5 o seis de sus discos solistas salpicados por un par de Suede, como By The Sea).

Pero cuando se sentó al piano eléctrico solo para hacer un continuo de The Empress (del Wilderness, su último disco solisa), 2 of Us y The Asphalt World (del que porbablemente sea uno de los mejores discos de la hitoria de la música: el Dog Man Star) y dije: mi plata ha quedado pagada con creces. Qué manera de
transmitir pasión, drama y una ansiedad cuando se escuchaba "lying in my bed / Watching my mistakes / I listen to the band / They said It could be the 2 of Us".

Lo demás fue un crescendo de temas de Suede donde regaló un lado B glam y poderosos como Killing of a Flashboy, y varios, varios temas de su disco más accesible (y eso no lo hace malo, sino solo accesible) "Comming Up" como She, Filmstar, antes tocó By the Sea, una balada desgarradora, y remató con Trash (cantada en una octava menor, porque si bien la voz de Anderson estuvo excelente y mucho mejor de lo que me había imaginado posible, ya no llega a cantar con un falseto sostenido por tres minutos, hay que ser sinceros), y cerró con Beautiful Ones, lo que causó la conmoción del respetable, que se encargó de los "la la la la las" del corito. Antes ofrecio Everything Will Flow y Can´t Get Enough (tal vez la canción que menos me gusta de Suede, pero que sonó enérgica y provocadora, especialmente por las posturas y gestos de un sexual y andrógino Anderson que ahora nos recuerda al Bowie de la etapa "Delgado Duque Blanco").

Luego de irse luego de anaunciar que Beautiful Ones era la última canción, la gente manifestó su desacuerdo, a lo que Brett responde (en inglés) Well.. You know how this works" Dando a entender que venía con más en unos momentos. Y lo que vimos fue un set solo de Brett con guitarra. No es un genio tocándola, si lo comparamos con Butler (pero quién es bueno comparado con Butler???? Tal vez un puñado de guitarristas y nada más); pero presentó una versión simple y sentida de una joya: The Wild Ones (la canción sobre separación más hermosa que he oído en mi vida). No es casualidad que al inciio del concierto se escuchara la
canción de Scott Walker "If you go Away", que a su vez es un cover de jacqes Brel, el genio de la música Belga (tal vez muchos dela lista la reconozcan por ser uno de los covers que Marc Almond toca acompañado solo de piano en su "12 years of tears"). Pues la conexión entre ambas canciones es evidente. Luego Anderson le regaló a los peruanos una canción más que no encontrarán en el set list: So young, la única canción de su debut en 33 del epónimo Suede. Una versión bastante cortapara mi gusto, pero no podía hacer más por que el resto está dado por una instrumentación demoledora qu eno lo acompañaba.

Su banda regresó luego de eso para acompañarlo con la que cerró el concierto: una versión muy fiel de ese caramelo romántico llamado Saturday Night, donde una vez más, nos encargamnos de hacer los coros.

Sin duda, he tenido mucha suerte de haber coincidido en mi visita a Lima con este genio de la música rock, un romántico decadente que ya no tendrá esos excesos que lo hicieron famoso durante los años noventa, pero que conserva cada miligramo de genialidad interpretativa, dominio de escena y talento musical (tocando el piano fue muy bueno y conoce bien la guitarra, un artista completo).

Temas:

Comentar