Erasure, hace catorce años

Parece mentira que hayan pasado 14 años desde aquella noche que me "auto-regale" por mi cumpleaños, una entrada al concierto.

Oscuras olas del mar de la Costa Verde, fueron testigos de largas filas humanas que con mucha expectativa y emoción, esperaban ver al grupo que había inundado de éxitos las radio emisoras limeñas a inicios de los noventa.
 
Una vez traspasado el umbral del "Muelle Uno", no había marcha atrás, nuestro encuentro con los británicos era un hecho. Dentro del repleto lugar, saludábamos a los conocidos que nos encontrábamos en el camino, desde el grupito de Raúl Romero con su novia en ese entonces, hasta el bullanguero grupo de chicas de San Borja, que terminaron perdiéndose entre la espesura humana que nos rodeaba.
 
En vano fueron colocadas las impecables sillas blancas, porque ni bien comenzaron los primeros acordes, la gente se subió en ellas, lo que ocasionaba una reacción en cadena para que los de atrás hicieran lo mismo. Yo hubiera preferido ver el show cómodamente sentado, pero ni modo.
 
Los siguientes minutos fueron una fiesta, la gente coreaba con pésimo ingles los éxitos que tantas veces había oído en la radio. El carismático Andy Bell supo meterse al público en el bolsillo y ni que decir del maestro Vince Clarke, que recibió un prolongado aplauso cuando fue mencionado (el primer ex-Depeche Mode que conocí en persona).
 
A Erasure se le debe tomar como lo que es: un grupo sin pretensiones, cuya única finalidad, como Andy lo dice en sus entrevistas, es hacer que la gente la pase de lo mejor, cante, salte, baile y vea un buen show. Este punto lo logran con creces.
 
A las personas que esperen ver un grupo de culto, con ideas preconcebidas y una filosofía cuadriculada de lo que "debe ser un buen grupo" no se los recomiendo. Erasure es una fiesta Pop, y la mayoría de los fans van a eso: una fiesta de luces, color, buen ritmo, trajes coloridos y voces arrebatadoras.
 
Erasure dejará en ti un momento memorable, un momento que dibujará una sonrisa en tu rostro cada vez que lo recuerdes.

Etiquetas:

Temas:

Comentar