Ahora sí, el nuevo de Morrissey!

  • Posted on: 10 May 2007
  • By: admin

Los fans de Morrissey tiene un motivo para estar más que satisfechos: el disco nuevo "Ringleader of the Tormentors" es, para quien escribe estas líneas, el mejor de los discos que Morrissey ha sacado desde Vauxall & I. Y, sinceramente, creo no estar exagerando.

Desde Southpaw Grammar, Morrissey ha estado jugando con conceptos para sumarlos a su porpia imagende ícono pop melancólico, introspectivo y, al mismo tiempo, desafiante y ambiguo. Pues estos últimos experimentos no cuajaron muy bien. El amante de la violencia que aparece en Southpaw Grammar y en el magnifico single "Boxers" no parecía estar de acuerdo con su imagen, luego vino el Morrissey que contempla el mundo común, "Maladjusted", para desubrirse único, al borde el exilio. Ahí toco fondo y luego de su exilio de 7 años en Los Angeles, regresó convertido en un gangster-sacerdote católico que hacia el papel de una estrella de Hollywood olvidada, encerrado en su mansión (que alguna vez fuera la de Clark Gable).

Una vez reencontrado con la fama y con su prestigio a tope ("You're the quarry" es oficialmente disco de Platino, más de un millón de copias vendidas y todos los singles fueron top 10 en el ranking británico), ahora Morrissey hace el papel del pecador arrepentido que busca en Roma la absolución. Pero no como una forma de penitencia, sino como un conflicto final que se resuelve en el renacimiento carnal de un hombre abrumado por la culpa antigua. En pocas palabras, lo que desconcierta a muchos luego de oír ROTT es la sensualidad que rodea los temas. Pero el sonido es más duro, por instantes épicos. Por ejemplo en "Life is a pigsty", Morrissey, con la ayuda de Alain WHite compone un tema de más de 6 minutos (algo que trató con resultados pobres en el Southpaw Grammar) en el que destila su visión cínica de un mundo representada por el amor no correspondido. Ese simple hecho basta para saber que "la vida es un chiquero".

Musicalmente, la composición de los temas se divide entre Alain White con 6 temas (que pese a los rumores que lo distanciaorn del genio de Manchester sigue a su lado), el nuevo guitarrista Jesse Tobias con cinco temas (entre los que están los single, "You Have Killed Me" y "In the future when all's well") y un tema por el tecladista que se unió a labanda desde el You're the Quarry, Michael Farrel. Ese tema, "At last I'm Born", con un tono de himno, incluso una marcha
militar, es un canto glorioso al despertar amoroso, el triunfo de la carne sobre un espíritu reprimido.

Sobre ese mismo tema tenemos la bellísima "Dear God, Please Help Me", donde los arreglos de cuerda de Ennio Morricone hacen más tierna una de las letras más atrevidas de Morrissey (en lo que concierne a la homosexualidad).

En pocas palabras, estamos frente a un disco excelente. No solo para los fans de Morrisey, sino para muchos otros que le niegan calidad a este artista, los resultados de su alianza con el productor Tony Visconti son sobresalientes.