My Bloody Valentine: desbordante creatividad

Mi primer contacto con My Bloody Valentine se remonta a casi dos décadas, 1994 para ser exacto, cuando el Loveless (en formato CD) adornaba las vitrinas del puesto de Julio “Quijadita” en Galerías Brasil. Recuerdo que lo grabé en un cassette TDK (cinta de cromo, claro está) y recuerdo que la canción que más me impacto de aquel disco fundamental en la historia del shoegazing fue “What You Want”. Recuerdo también el video de “Only Shallow” (ver abajo) y en él, la cara del baterista, Colm, totalmente extasiado mientras tocaba.  Por aquella época también llego a mis manos la canción “Thorn” en un viejo cassette Sony UX, que me grabó Wilder Gonzales. Recuerdo que Wilder tenía (y vendía) algunos bootlegs de MBV, dificilísimos de conseguir, con una Internet apenas en pañales y sin programas Peer To Peer como ahora.

Han pasado casi dos décadas y en aquella época, recién salido del colegio Salesiano, no me hubiera imagino ni en mis mejores sueños que algún día tendría la oportunidad de ver, en primera fila, a una de las bandas mas originales que he podido escuchar. Menos aún, hubiera pensado tener la oportunidad de intercambiar algunas palabras con miembros de MBV y de darle la mano al mismo Kevin Shields, cerebro de la banda.

Personalmente, MBV era un tema pendiente desde hacia algún tiempo, cuando anunciaron que volvían a estar juntos luego de casi dieciséis años de no brindar concierto alguno.  Para mi suerte, mi situación geográfica actual ayudó a saldar esa cuenta.

Los irlandeses se presentaron en el OFF Festival , en Katowice, al sur de Polonia. El OFF viene ganando nombre (en el 2012 fue elegido mejor Festival Mediano en Europa) no solo por la calidad de grupos que se presentan (Spiritualized en el 2009, Flaming Lips en el 2010, Primal Scream en el 2011 y The House Of Love en el 2012 son solo algunos de los ejemplos más significativos) sino porque el costo de éste sigue estando al alcance de los bolsillos: apenas 50 Euros (menos de 200 soles) por tres días de música con más de 90 bandas en escena, literatura, cine y muchas otras actividades. 

MBV fue cabecera de este OFF Festival 2013 y su show se programó para el Domingo 4 de Agosto a la medianoche, en el escenario principal del festival, el “mBank” (nombrado así por el nombre del banco y principal patrocinador del evento). Para asegurar un buen lugar en el concierto, estuve allí desde las 21h00 aproximadamente y tuve la suerte de ver a Deerhunter, un excelente grupo Indie de Atlanta que tocó justo antes que los de Shields (este grupo merece una reseña aparte que haré en otro momento).  El show de Deerhunter terminó a las 23h00, dando una hora a los tecnicos de MBV para preparar todo para la subida de la banda. Lo primero que me dejó boquiabierto fue la cantidad de amplificadores  (Hiwatt y Marshall) que subieron al escenario así como las catorce (!) guitarras. Una mujer, bastante seria, ordenaba a los “plomos” y ayudantes indicandoles en dónde iba a cada cosa.

My Bloody Valentine en Polonia
Un miembro del staff de la banda, afinando una de las guitarras de Shields. 

A la medianoche todo estuvo listo y la banda subió a escena. Además de Bilinda, Debbie, Colm y Kevin, acompañaba en escena una tecladista (que en ciertos temas también acompañó en guitarras)

Segundos antes de iniciar el show, MBV ordenó a través de un anuncio (mostrado en una de las pantallas adyacentes al escenario) que estaban prohibidas las fotos. Algunas personas, poco conocedoras de la banda, tomaron este anuncio de mala manera  (tildaron de arrogantes a MBV), sin entender que un artista tiene todo el derecho de realizar tal petición, especialmente si esta no es tan difícil de cumplir (por cierto, MBV no es la primera banda en adoptar esta política: anteriormente Bjork, Placebo y Yeah Yeah Yeahs, por citar algunas, han mostrado su disgusto con la gente que se dedica a filmar o tomar fotos durante todo el concierto. En una reciente gira, Yeah Yeah Yeahs puso en la puerta de uno de los lugares donde tocaba, lo siguiente: “Por favor no veas el show a través de una pantalla en tu smart phone o cámara. Retira esa mierda como cortesía para la persona detrás de ti, y por respeto a Nick, Karen y Brian”) 

El show comenzó puntual. Allí estaba, finalmente, MBV. La bella Bilinda, vestida de manera muy formal, casi estática, tocando la guitarra. En segundo plano, la tecladista de apoyo que mencionamos. Al lado, Debbie, cabello corto, jean negro, tocando el bajo de una manera bastante efusiva, con el instrumento colocado a unos 45 grados del cuerpo (no de manera perpendicular, como suele hacerlo la mayoría). Detrás de ella, Colm, el baterista mas apasionado que he visto en mi vida ¡Que manera de tocar! Igual al mismo que vi en un viejo cassette de VHS (el hombre no ha envejecido), con esa mirada de orate, con esa pasión que ya me gustaría ver a Jason Cooper. Y finalmente, el monstruo, el mastermind, el semi dios, Kevin Shields, comandando la orquesta. Con su look a lo John Lennon (pero sin lentes), apenas susurró un „Hi“ al inicio del show.

“I Only Said” dio inicio a este concierto memorable con un volumen ensordecedor (era necesario usar tapones para los oidos si uno no queria perder ese sentido). La voz casi imperceptible de Bilinda debe haber hecho pensar a los no conocedores si no había algún problema con los micrófonos. Lo cierto es que (casi) parecía un show instrumental. Apenas si pude escuchar a Kevin y Bilinda. Pero sabiendo lo perfeccionista que es Shields, es obvio que él lo quería de esa manera. 

Otra del Loveless le siguió a la primera. Ahora era el turno de  “When You Sleep”, una de mis preferidas de la placa. El show fue un repaso de su discografía en la que predominó el Loveless (6 temas).  De su último disco, mbv, tocaron tres canciones. La primera de éstas,  “New You” tuvo que ser detenida al comenzar por una descoordinación en la banda. Shields se disculparía diciendo que últimamente se estaban equivocando al tocar en vivo este tema. Fuera de aquel incidente, el concierto transcurrió sin contratiempos. Como anécdota, un fan lanzó un ramo de rosas a Bilinda, quien sonrío y agradeció el gesto. Qué mujer más bonita, educada y sencilla es esta Bilinda. Al verla, mi amor platónico, Rachel Goswell, quedo relegada a un segundo plano aquella noche. 

De los quince temas que tocaron, el que más me impresionó fue el de cierre: “You Made Me Realise”. Durante la canción hubo ¡seis minutos! de guitarreo y efectos solamente. Allí, Colm acompañó solo con platillos hasta esperar el momento para iniciar con los redobles. Fue un final apoteósico con una banda entregada totalmente y con un tema que transmite una sensación liberadora.

My Bloody Valentine en Polonia
Una fan polaca muestra orgullosa el setlist de la noche.

El show terminó, pero MBV, fiel a lo que dicen sobre los irlandeses (que son gente muy hospitalaria y amigable) se dio tiempo para departir con los fans. Uno por uno, primero Colm, luego Debbie, luego Bilinda y finalmente Kevin, se dieron tiempo para firmar autógrafos al puñado de gente que los esperaba. 

Le dije a Colm que era el mejor baterista que había visto tocar en vivo y a Kevin, que había esperado casi veinte años por aquel momento. El se sorprendió cuando le dije que era de Perú y al ser preguntado de cuando irían por Sudamérica me comentó que querían ir, pero que por diversas cuestiones no pudieron hacerlo. Me tomé una foto con él y le di la mano. Sueño cumplido.

My Bloody Valentine
MBV firmó autografos luego del concierto. 

Temas:

Comentarios

Me parece chevere ke hayan tocado en vivo despuessss de casi 16 años . Ese precio de las entradas en OFFfestival Uhhh es una gangaaa!! por 3 diasss de conciertosss con mas de 90 gruposs y demas artes preparadas para el evento.
Con ese precio aca en promedio solo podrias ver a UN artista de afuera , pero bueno a ver si se animan a tocar por estos lares!! .
Saludos!

Comentar