Kiss her for me: Algo sobre Siouxsie

Hola a todos, bueno como ya lo hizo nuestro buen Carlos Díaz, dando un muy merecido homenaje a los Cocteau Twins, me toca hacer lo mismo hablando sobre la abuelita gótica, tan injustamente postergada no sólo en nuestra cofradía, sino en el total de la escena.

De hecho, en nuestra lista el tema de Siouxsie ha sido tratado de manera muy tangencial y creo que eso significa que de repente nadie ha tomado en cuenta el gran aporte que significó esa chica inglesa feita y desaliñada, pero con una voz extraordinaria, una gran inteligencia y un corazón inquieto y lleno de pasión por la música. Me da grima ver que nunca se haya hecho un especial ni nada por el estilo en nuestra escena dedicado a esa gran musa oscura que está al mismo nivel de The Cure, Joy Division - New Order y The Smiths. Este es mi pequeño homenaje a Susan Dallion a.k.a "Siouxsie" y sus Banshees.

Bueno, no sé mucho de su época punkie, sólo que formó parte de algunos experimentos a ese respecto. En ese estado de oruga, Siouxsie fue parte del llamado Bromley Contingent, una especie de club de fans alrededor de los grupos punks en el cual también pululaba un tal Steve Severin. Ellos entonces empezaron a dar forma a los Banshees y pronto se aburrirían de las limitaciones estilísticas del punk, revistiendo poco a poco a su música de nuevos elementos. Hay que tener en cuenta que otro de los grupos favoritos de la entonces adolescente Susan era Roxy Music, cuya elegancia y glamour fue a formar parte del licuado que se estaba formando en su juvenil cabecita. Si hacemos caso a la leyenda, la banda debutó en un festival punk para grupetes de mala muerte con una canción llamada "The lord's prayer" como Suzie and the Banshees... en batería, nada menos que Sid Vicious (sí, el mismo).

La primera grabación oficial que hicieran fue la del single "Hong Kong Garden", seguido del primer álbum "The Scream" (1978), en ambos casos, se trata de música genial que derriba absolutamente todas las limitaciones del punk, sin dañar una pizca de su energía y su locura. "The Scream" es considerado por este modesto escriba como uno de los 10 mejores discos de los 70's. Poco después, la formación se ve afectada por el alejamiento de John MacKay y Kenny Morris, quienes prefirieron dedicarse a vender pollipapas con kola real. Fueron reemplazados por Budgie (ex Slits) y Robert Smith, por entonces guitarrista de unos tales The Cure, que andaban haciendo sus pinitos. El nuevo batero, Budgie, se quedaría en el grupo y poco después le echó el ojo a nuestra heroína, mientras que Robert Smith se iría como Bonaparte, con su música a otra parte.

En 1980 graban Kaleidoscope. Discúlpenme la expresión, pero un disco DEL CARAJO, el cual contiene clásicos por derecho propio como "Happy house", "Christine" y "Hybrid". En él se siente más la vena psicodélica de los Banshees, quienes a diferencia de otros grupos post punks, no eran ajenos al ludismo... Eran los tiempos en que el "Closer" de Joy Division y el "Seventeen Seconds" de The Cure llevaban a la introspección, la melancolía y la tristeza. Siouxsie, te invitaba a mover no sólo los pies, sino el ánimo entero... ¡alégrate hombre!, "esta es una casa feliz, donde vivimos felices... y yo vengo a jugar, en mi casa feliz..." Otros temas notables fueron "Red light" y "Lunar camel" donde nos muestran que bajar las revoluciones no significa hacer temas menos rayados, así como este disco entero demostró que la música puede ser valiosa y al mismo tiempo FELIZ. Consíganselo YA.

Un año después, Ju - Ju sería otro de los grandes álbumes de la banda. Aquí, Siouxsie y su mancha le sacan la mierda a los cerebros de la escena inglesa de aquel entonces, prefigurando la explosión del gothic rock. En este disco los temas más conocidos son "Spellbound", "Arabian knights", la loquísima "Halloween" y sobre todo la alucinante "Voodoo dolly". A partir de aquí, el volcán estaba a punto de explosionar y lo hizo de la mano de Bauhaus, Sisters of Mercy y The Cure, quienes en el 82 editan el maravilloso Pornography... bueno, esa es otra historia, se me está yendo el santo al cielo.

El 82 también vio nacer el compilatorio de singles "Once upon a time" y el LP "Kiss in the Dreamhouse", éste último es un disco bello, lleno de cosas tan locas como "Cascade", "Obsession", y las conocidas "Melt!" y "Slowdive". Si escuchan con atención, "Melt!" inspiró a muchas bandas para hacer canciones similares. En 1983 se grabó el "Nocturne", disco en vivo... el que si es cuestión de confesar, aún no he escuchado, porfa no me lo cuenten, porque este mismo fin de semana pienso hacerlo. Todos los entendidos que conozco están de acuerdo en que se trata del mejor concierto registrado durante los 80's. Dudo que haya un concierto superior al Orange de The Cure o el 101 de DM, pero debo oir el Nocturne antes que nada. En todo caso, Robert Smith con su guitarra también estuvo presente en esta tocada. La eléctrica de Smith también estuvo presente en la grabación de "Hyaena" (1984), disco en el que nos regalan temas tan maravillosos como "Dazzle", "Swimming horses" y el cover de The Beatles "Dear Prudence".

Oye amigo, todas tus ciudades están llenas de polvo... sacúdelas pues, para que puedas tonear con el divertido Tinderbox (1985) y el arranque medio electrónico de la pilera "Cities in dust", los "ña, ña, ña" de "Candyman" y la larga y rayada introducción de "Umbrella".  Para terminar con esta historia, en 1987 llega el álbum de covers "Through the Looking Glass" de donde sobresalen "The passenger" original de Iggy Pop y "This wheel is on fire" (le regalo un platanito pelado a quien me diga de quién es la original y un platanito con leche a quien mande a la lista esa versión primigenia). En 1988, poco antes del feliz matrimonio de Siouxsie y Budgie (mosca el tío), sale a la luz el álbum "Peepshow", en el que el reclutamiento de Martin Mc Carrick logra que la banda llegue a tener más aperturas musicales. Por ejemplo "Peek a boo" nos trae a la memoria sonidos latinos (¿cumbia o vallenato puede ser?) por el acordeón. Otros puntos notables de este álbum son "The killing jar" y "The last beat of my heart". Superstition (1991) es un disco precioso, un poquito más abierto al pop y la electrónica, injustamente postergado, con temas como "Kiss them for me" (en el video se ve a la feita Siouxsie de los 70's hecha un mujerón... ahí donde lo ven, Budgie tenía buena mano), "Cry", "Shadowtime" y "The ghost in you". La historia termina con el disco "The Rapture" de 1995, el cual, honestamente, no he escuchado (espero enmendar eso también muy pronto).

Balance: Siouxsie and the Banshees fue más que un gran grupo, fue uno de los primeros que rompió los limitados esquemas del punk, aportando sus vuelos psicodélicos y tenebrosos al sonido de los 70s. El gothic rock le debe mucho al aporte de los Banshees. Sus influencias alcanzaron a grupos tales como Cocteau Twins (estoy segro de que Liz Fraser se inspiró en Siouxsie para crear aquellos juegos vocales), My Bloody Valentine (escuchen "Soft as snow") y en general la primera hornada gótica. Aún hoy, en muchas bandas actuales, como Cinema Strange, Mephisto Waltz, Switchblade Symphony o Collide, se siente que entre las voces revolotea el sonido de Siouxsie y nos invita a recordar esas jornadas de los 80's, cuando escuchamos por primera vez a la diva oscura en la radio de doble casettera de ese buen amigo o cuando íbamos al colegio tarareando "Love in a void".

Siouxsie, gracias por esa alegría, hermana de la oscuridad, que nos regalaste. Te quiero mucho.

Forums:

Comentar