Mis ochenta

Un poco largo, tal vez, pero siento la necesidad de enviarlo:

Mis recuerdos musicales despertaron en 1982 - 1983 más o menos, cuando mis únicos compañeros de juegos eran la televisión y la radio. A veces me ponía muy triste (encierren solo y bajo llave todos los días a un niño de 6 ó 7 años y van a ver cómo se pone) y buscaba sediento algo de música alegre en
la radio. La verdad, no sabía los nombres de las emisoras, pero si recuerdo que las canciones eran excelentes (Goodbye to you - Scandal, Words - Missing Persons, Hoy no me puedo levantar - Mecano, Back on the chain gang de los, aquí subvalorados, Pretenders , The safety dance - Men Without Hats, etc). Otra cosa que nunca olvido es que con mis primos jugábamos a que teníamos una estación de radio cuando me quedaba a dormir en su casa y hacíamos un ranking con discos de 45 rayados (Algunos primeros puestos: Disco Deewane - Nazia, Machinerry - Sheena Easton, I ran - A Flock, etc).

Cuando llegué a Salamanca en el 84, Justina, la señora de servicio, ponía radio todo el día. Era la época en que había harto pop en español que me gustó un montón (Fotonovela - Iván, Camino del sur - Los Chicos de la Bahía, las maravillosas canciones de Alaska y Dinarama, Embrujada de Tino Casal (QEPD), Aún de Club Naval, que era mi favorita de entonces y muchísimas canciones más). Bueno, también me contagié de baladas en castellano (gusto que hasta hoy no puedo ni quiero evitar): Perales, Camilo Sesto, Daniela Romo, Mari Trini, Massiel (¡Suena, para mí, acordeón!), Lissette (Tu cuerpo es una maaaaáquina, que gira como máaaaaquina...), etc.

Esa era mi onda hasta que en 2do año de media (1987), hicimos junto con un pata un ranking de las canciones que más nos gustaban. El primer puesto de mi pata fue "Boys don't cry" de unos tales The Cure. No le presté atención, pensé que de repente eran unos metaleros a lo Twisted Sisters... esa tarde escuché en mi adorada radio Panamericana (la de entonces) una guitarra deliciosa, una canción superdinámica, en fin, lo que buscaba con tanta ansiedad en mis tristes tardes de la infancia. Cuando terminó la canción la DJ dijo que era precisamente "Boys don't cry" (carajo, Oscar tenía razón)... y por ahí no más aquel comercial de Guaraná (Esait de iva Guaraná, con fondo de "Just like heaven"). En ese momento desperté de un largo sueño. Di un salto y absorví como loco todo lo de new wave que ofrecía la radio, me aprendí los nombres de las canciones, de los grupos. Indochine, Soda Stereo, los geniales Danza Invisible, La Mode (aquel grupazo infravalorado en esta mancha), Virus, Pretenders, Peter Schilling,... Como gocé esa época. También conocí lo que era el subte gracias a un primo mayor que me prestaba cassettes llenos de lisuras. Era la adolescencia pues, las primeras rebeldías, las tenebrosas lecturas románticas (Becquer, Edgar Allan Poe), el primer beso... Bueno, también los primeros rechazos, la melancolía, la claustrofobia, las broncas por la incomprensión de mis viejos, las depresiones que nunca me abandonaron.

En el 88: La época de los Depeche Mode. New Life me pareció alucinante, Just can't get enough pegó también aunque nunca me gustó mucho, Dreaming of me, Everything counts (en concierto... qué tal canción). Grande también Duncan Dhu (Cien gaviotas, En algún lugar), El Ultimo de la Fila (La piedra
redonda, Llanto de pasión, EL LOCO DE LA CALLE). Otros super hallazgos: Sisters of Mercy, en un cassette de mi causa Paco... "Alice" (tremenda guitarra), OMD ("Secret" de regreso de la casa de mis tíos, ¡Grande Radio Panamericana!, "Enola gay" en el cassette de Paco), Pet Shop Boys, Tears for Fears, Desireless, Alphaville, U2... No puedo dejar de mencionar el "Descanso dominical" de Mecano y aquel super temón "El cine" y a Voz Propia con su "Te voy a exterminar". También Gabriel García Márquez con su gloriosa "Cien años de soledad" y Miguel Angel Asturias con "Hombres de maíz". Por supuesto que los reyes, para mí, seguían siendo The Cure con "In between days", "Kyoto song", "Close to me". Para mí la felicidad completa, creo que hubiera sido vivir en Macondo y escuchar a The Cure.

En el 89 la cosa se empezó a desdibujar un poco en las radios, empezaron a salir las pacharacadas: Guns and roses, Poison, New Kids, la insoportable salsa, cuyo contenido pornográfico (mal llamado "erótico - cómo insultan al erotismo) era (y sigue siendo) totalmente contrario a mi romanticona visión del mundo. Pero no todo fue malo, a mi colegio llegó un pata con su super radio de doble casetera, su peinado punk y sus cassettes, los cuales prestaba a todo el mundo. Allí fue que empecé a tener mi colección de cassettes, la mayoría Magnet, que llenaba en las tardes mientras hacíamos las tareas en grupo con ese guon. Cuando escuché a Human League, sentí un soplo en el corazón, ya que el inicio de "Don't you want me" era muy similar al de Embrujada de Casal. No puedo dejar de mencionar a Estación X, una valiente radio AM en la que pasaban toda la vanguardia del rock en castellano (Héroes, 21 Japonesas, Los Secretos, etc). Apareció en la radio New Order... me acuerdo de cuando escuché "Blue monday" mientras le enseñaba matemáticas a una amiga (y poco después agarre) en su casa (recién buen tiempo después conseguí disociar en mi cabeza la idea de esa canción y el short espectacular de la chica en mención). Mi canción favorita del año estaba por ser "Bizarre love triangle"... hasta que un domingo de esos apareció nuevamente The Cure con su "Love song", la cual no pegó mucho... la radio había cambiado pues... esa canción un año antes hubiera sido primer puesto en todos lados. Bueno, recién conocí la totalidad del
Disintegration en el 92... pero esa es otra historia.

Bueno, terminé el colegio en el 90', con las colas hasta para comprar gaseosa... los tutú tutuuuuú del Freguemos, digo Fredemo, cada 20 segundos, la gente totalmente melancólica porque nos íbamos del cole... mi cabeza en ebullición después de leer "La nausea" en mis vacaciones y paradójicamente comprobar que no estaba solo en el mundo. Llegó a mis manos el "Kiss me, kiss me, kiss me" (tuve que armar un berrinche espectacular para que me lo compraran). Luego el "Voices of babylon" de Outfield (y la tremenda "For you"). De Panamericana, 1160 y Studio 92, me vi forzado a pasar a Miraflores y Doble 9. Conocí a los Lightning Seeds ("Pure"), a Sundays (Here is where the story ends), a Beloved (I love you more), me reencontré con viejos amigos musicales: The Pretenders y su "Never do that". Alguien me regaló un cassette donde estaban "The promise" de When in Rome (bellísima), "Love is a shield" de Camouflage, "Tears runring" de Marc Almond... y (agarrense) "The same deep water as you" de The Cure (bautizada como "Sad kiss"). Una perfecta compañía para mis lágrimas cuando contaba los días para decirle "hasta siempre" a mi querido colegio y cuando me hicieron saber el veredicto de que era muy grandecito para la pequeña que besaba mis labios (bueno, gracias a eso ahora puedo apreciar más lo que siento por la pequeña que ahora amo, por más lejos que esté físicamente). Recuerdo a mi vieja diciéndome " (...) pronto vas a ir a la universidad y vas a ver que allá todo será mucho mejor. Allá vas a vivir tu verdadera juventud (...)" (¡qué tal mentirosa resultó mi mami!).

Adiós a mi colegio, a mi uniforme y a la mejor época de la vida:

"The very last thing before I go...
The very last thing before I go..."

"I will kiss you... I will kiss you... I will kiss you forever in nights like these
I will kiss you... I will kiss you... and we shall be together".

Esos fueron los 80s para mí. Los mejores años de mi vida...

Forums: 

Comentar