2000 a la actualidad

El siglo XXI en Perú fue el más fructífero en cuanto a eventos internacionales se refiere. El acceso a la Internet y por consiguiente, la facilidad para obtener música y contactos hicieron que la escena peruana tuviera diferentes espacios virtuales donde poder comunicarse. Sin embargo, si hay un antes y después en ésta época fue gracias a la visita de Clan of Xymox.

2002: Año de estafas

A comienzos de abril del 2002, El Comercio, el diario más importante en el Perú, anunció que la legendaria banda inglesa The Mission daría un concierto en Lima como parte de su "Aura - Tour Sudamericano 2002", lo cual fue confirmado por el sitio oficial del grupo. Inicialmente iban a dar el concierto en el teatro "Ambassador", pero por razones desconocidas se cambió el lugar por el ex-teatro Mariátegui. Para mala suerte, semanas antes del concierto se supo a través del Libro de Visitas de The Mission que la banda se había desintegrado por, aparentemente, una discusión entre el bajista Craig Adams y el vocalista Wayne Hussey. A pesar de esto, Hussey decidió continuar la gira por los tres países restantes (Argentina, Chile y Perú), solo. Evidentemente hubieron muchos problemas ya que los organizadores del concierto no dijeron anticipadamente lo que estaba pasando y muchos fans se quejaron de ésto en el Libro de Visitas. El webmaster de la página oficial del grupo tuvo que borrar muchos de los comentarios por ser demasiado ofensivos. Icarus Producciones, organizadores del evento en Lima, nunca se pronunciaron al respecto. El concierto fue considerado un fiasco y una cachetada a los seguidores que con tanta expectativa habían estado esperando un evento de esta naturaleza durante años.

Un oásis, Red Flag

Un mes después, la discoteca Bauhaus y Boa Producciones organizaban un evento nada menos que con la banda inglesa Red Flag, el viernes 17 de mayo en el Auditorio Principal del Museo de la Nación. En aquella oportunidad estuvieron de teloneros los grupos locales de synthpop Ensamble y Explora. El concierto tuvo una aceptable asistencia y fue muy bien calificado. Practicamente, un oásis en el 2002.

¿Bunbury en Perú?

Meses después, Icarus Producciones, bajo el nuevo nombre de "Dream Entertaiment" promocionó un concierto con la presentación de Bunbury, programado para el 30 de Noviembre del 2002, concierto que nunca llegó a realizarse según los organizadores por problemas de salud del artista (noticia que desmintió el mismo Bunbury días después). Esta empresa promotora engañó a la gente diciendo que
el concierto había sido aplazado para Abril del 2003 (noticia que desmintió el manager de Bunbury a los fans de Lima vía mail). El promotor (estafador) Carlos Zárate hasta el día de hoy se encuentra por Argentina sin haber devuelto ni un sol del dinero de las entradas a los fans. [1]

2003: Clan of Xymox en Perú

A mediados de julio del 2003, una desconocida productora hasta entonces, Namur Producciones, anunció en su sitio Web que la legendaria banda Clan of Xymox venía al Perú. Los problemas de Icarus Producciones, la nefasta productora que un año antes había anunciado que los traería, crearon un ambiente de incredulidad en el público peruano. El concierto de The Mission, de haberse realizado de manera exitosa un año antes, habría marcado el más importante precedente en la escena peruana. Debido a que ésto no fue así, la visita de Clan of Xymox se tornaba la más importante en la historia musical del país.

La presentación de la banda holandesa en suelo peruano fue el evento excluyente en el 2003.

2004-2005: La era post Clan of Xymox

Luego de la visita de Clan of Xymox muchas productoras se animaron a traer bandas de este tipo. Una de ellas Ego Producciones.

2006: el año más fructífero

El 2006 fue el mejor año en la escena peruana en cuanto a eventos internacionales se refiere. A inicios de marzo, la agrupación alemana Melotron pisó por segunda vez suelo peruano, gracias a Namur Producciones y el Club Nébula. El concierto se realizó en el Club del mismo nombre, el viernes 3 de marzo. El 1 de abril llegó la laureada banda mexicana Hocico, uno de los máximos exponentes del electro-dark en todo el globo, gracias a Fallen Angel Produxiones. El concierto se llevó acabo en el local de la Asociación de Trabajadores del Ministerio de Transporte, cerca de la plaza Bolognesi.

Meses después la racha continuó, y esta vez le tocó el turno al grupo norteamericano de indie-pop The Ocean Blue quien brindó un concierto el 1 de junio ante una numerosa asistencia en el Llonja de Barranco, esta vez por gestiones de Automatic Entertainment y el Bar Yacana.

Semanas después la discoteca Nóctulus anunció sorpresivamente la presentación de la banda norteamericana de electro-dark The Cruxshadows, quien supuestamente iba a tocar en las ciudades de Lima y Trujillo, además de otras ciudades sudamericanas. El concierto, inicialmente programado para agosto se pospuso finalmente para setiembre para luego ser cancelado. Los organizadores del evento en Perú, Noctulus, nunca emitieron un comunicado oficial en su sitio Web al respecto, a diferencia de sus pares argentinos. Al margen de todo, la cancelación habría obedecido al poco interés del público por el evento. Se supo que algunas personas que habían adquirido con anticipación sus entradas no recibieron la devolución de su dinero.

Paralelamente a la presentación de Cruxshadows Fallen Angel Produxiones organizaba su segundo evento en el año, pero esta vez con un "peso pesado", como Nitzer Ebb, una de las bandas más esperadas en el Perú. El concierto, llevado acabo el jueves 28 de setiembre en la discoteca Seven de Lince, y como no pudo ser de otra manera, tuvo un lleno total y muy halagadores comentarios por parte del respetable.

El 28 de octubre se presentó la banda sueca The Radio Dept, una de las bandas más respetadas en el circuito shoegazing a nivel mundial.

El 31 de octubre, en plenas celebraciones del "Halloween" en el Perú, Fallen Angel realizó su tercer evento en el año, esta vez con la banda argentina Lamia. La buena acogida que había tenido este grupo en el Medusa Festival, realizado dos años antes en Lima, habría animado a los organizadores a acelerar su retorno, empero el evento tuvo muy poca acogida y prácticamente pasó desapercibido a diferencia de lo que había ocurrido antes con Nitzer Ebb.

El último evento internacional del año tuvo como protagonista a la banda anglo-alemana One Two, conformada por Paul Humphreys de OMD y Claudia Brucken, vocalista del extinto grupo Propaganda. El evento estuvo rodeado por la polémica debido a que los organizadores, Requiem Producciones (desconocidos hasta ese momento), promocionaron el evento en radio y otros medios como una presentación del grupo OMD, lo cual fue duramente criticado por diferentes personas e instituciones en la comunidad dark/wave peruana, entre ellos Trance Records y la Lista Dark. Se comenta que en represalia los organizadores habrían prohibido el ingreso al concierto del personal de esa tienda.

En el 2007, Fallen Angel Producciones trajo al Perú a la agrupación new wave Naked Eyes conocido duo inglés cuyo vocalista principal aún mantiene el nombre original después del deceso de su miembro más activo, el tecladista Rob Fisher. Esta banda hizo su aparición en las estaciones limeñas en 1984 con el tema "always something there to remind me". mas tarde sonarian "promises,promises", "what in the name of love","when the lights go out", respectivamente.

Referencias

[1] El Perú espera a Bunbury

Comentar